No hay miedo que pueda con el deseo de cambio de nuestra Venezuela

Como si fuera poco lo que vive a diario nuestro pueblo, bombardeado por la inseguridad, la escasez, lo inalcanzable de los precios, el deterioro de los servicios de salud, adepor poner unos pocos ejemplos, el gobierno de Maduro, Cabello y sus candidatos comenzaron una campaña para infundir miedo, buscando sacar partido de cara al 6 de diciembre.

Quienes recorremos a diario las comunidades conocemos muy bien la realidad que padecen los venezolanos: interminables colas para comprar los pocos productos básicos que se consiguen, sueldos que no alcanzan para nada -ni siquiera con el nuevo ajuste de salario-, anaqueles cada vez más vacíos, violencia desatada, salud y calidad de vida cada vez más deteriorados.

¿Y qué hace el gobierno ante esta situación? Cruzar los brazos y repetir su discurso desgastado y sus errores, que cada día nos hunden más en la crisis más grave de nuestra historia. A este gobierno simplemente no le importa que tengamos la inflación más alta del mundo, que en un año el costo de la vida aumentara más de 283% y se necesiten 10 salarios mínimos para poder adquirir la Canasta Básica Familiar. ¿Quién, aparte del grupito que está destruyendo el país, cuenta con los 97.292 bolívares que se necesitan para adquirir la Canasta Básica?

Estamos apenas a 32 días del 6 de diciembre, 32 días en los que el gobierno arreciará con sus amenazas y su campaña sucia. Maduro, Cabello y sus candidatos quieren infundir miedo entre nosotros porque saben que la situación cada día empeora y quieren distraer nuestra atención de los verdaderos problemas. Ustedes, en sus comunidades, han sido testigos del rechazo para quienes no tienen cómo responder por la corrupción, la crisis económica y la inseguridad. Han utilizado cualquier cantidad de elementos propagandísticos para  perseguir, amenazar, jugar con el hambre y la necesidad del pueblo.

Pero el gobierno se equivoca, está tan desconectado de la realidad de nuestro pueblo, en su universo paralelo, que no se ha percatado de que ha perdido tanta credibilidad que sus intentos por infundir miedo no tienen efecto. El mayor miedo de nuestro pueblo es a que se sigan manteniendo en el poder quienes han llevado a nuestro país a esta crisis. El miedo es a no saber qué le vamos a dar de comer a nuestra familia. Tenemos miedo a meter la mano en el bolsillo y no tener suficiente para pagar lo que se necesita. Tenemos miedo a hacer interminables colas para que al final nos digan que no hay lo que estamos buscando, tenemos miedo a que nos roben mientras esperamos para comprar comida, o a que nos arrebaten las bolsas de la mano luego de haber comprado. Los venezolanos tenemos miedo cuando estamos en la calle y cuando sale un ser querido, tenemos miedo de enfermarnos porque no sabemos si lograremos que nos atiendan, si funcionarán los equipos para realizarnos exámenes o si habrá reactivos para hacernos exámenes. Y si logramos recibir un diagnóstico todavía queda conseguir el tratamiento que nos prescriban.

Ese miedo es otra razón para unirnos, si de algo pueden estar seguros los venezolanos es que el presente que estamos viviendo va a cambiar. El próximo 6 de diciembre con su voto, movilizados y unidos, daremos un paso fundamental para iniciar el camino hacia el cambio de rumbo de nuestra Venezuela.

El cambio va a llegar a la Asamblea Nacional, desde allí legislaremos para todos, para resolver los problemas que nos aquejan a diario. No importan los chantajes, la propaganda y las amenazas, podrán utilizar los medios propagandísticos que quieran, pero la gente está clara en que las cosas tienen que cambiar.

Los venezolanos merecemos vivir mejor, y el 6 de diciembre es una excelente oportunidad. Con tu voto, junto al de millones de venezolanos que piensan como tú, daremos el primer paso para iniciar el cambio de rumbo de nuestra Venezuela. Los venezolanos merecen una Asamblea Nacional donde se legisle, se controle y se discuta. Una Asamblea Nacional que tenga claras las prioridades, con hombres y mujeres comprometidos que levanten la mano por los intereses de los venezolanos y no de un grupito.

Desde la Asamblea Nacional trabajaremos por ti, para garantizar las condiciones que te permitan progresar. La prioridad será el desarrollo de la producción nacional, la generación de empleo, mejorar el sector  salud y la educación.

Legislaremos para garantizar el abastecimiento pleno, para eliminar las colas para comprar alimentos, medicinas y demás productos básicos. Legislaremos para que los recursos de todos los venezolanos se inviertan en promover la producción nacional y no la importación. Sólo así se podrán generar empleos y se reactivará la economía.

Si algo tenemos los venezolanos es que somos gente luchadora, echada pa’lante. No hay duda,  contamos con el mejor recurso: nuestra gente. En Miranda hemos demostrado que con voluntad y compromiso, no hay obstáculo que no se pueda vencer. Por eso les digo, con toda seguridad, que unidos, trabajando en una misma dirección, con las prioridades claras iniciaremos la superación de este triste capítulo de nuestra historia como país.

Este 6 de diciembre es el día para  decirle a Maduro, Cabello y sus candidatos que no tenemos miedo, que queremos progresar y salir adelante. Vamos a decirle sí al progreso y a las oportunidades para todos por igual. Este 6 de diciembre en Miranda y toda Venezuela vamos a cambiar para progresar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s