Al pueblo de Miranda

ADE comunicadoLa Contraloría General de la República, cómplice de este gobierno corrupto, pretende enlodar una gestión transparente de la que orgullosamente f​ormé​ parte​ durante 7 años como Secretaria de Gobierno​.

Tal y como se ha hecho con el Gobernador Henrique Capriles​,​ hoy también ​me inhabilitan a mi, responsabilizándonos por hechos que no son reales y de los que oportunamente hemos presentado pruebas.
 
Intentaron responsabilizarnos sin argumentos. Montaron una olla de supuestas irregularidades administrativas con clar​o​s fines políticos. ​Todos sabemos que el poder emanado de la Contraloría General sólo sirve para satisfacer los caprichos de Nicolás Maduro y su cúpula.
 
​El pueblo de Miranda sabe cómo trabajamos, y lo sabe porque siempre nos hemos mantenido a su lado. Ese mismo pueblo, que conoce nuestra manera de trabajar, fue el que respaldó mi candidatura para la Asamblea Nacional, logrando una contundente victoria en uno de los circuitos más importantes de nuestro estado: Guarenas, Guatire, Araira, La Dolorita, Caucagüita y Filas de Mariche.
 
Durante mi gestión como Secretaria de Gobierno y luego como Diputada de la Asamblea Nacional, siempre hemos estado acompañando a nuestra gente, preguntándole sus verdaderas necesidades, caminando junto a ellos en sus comunidades, buscando solución a sus problemas.
 
Y ahora, cuando Nicolás Maduro ha mostrado su rostro dictatorial, hemos caminado juntos, exigiendo desde las calles la libertad y democracia que ellos nos han quitado. Eso es lo que me cobran el día de hoy. Por eso la dictadura, hoy me inhabilita.

​A ellos les decimos: ¡No les tenemos miedo! ​Maduro y su cúpula no terminan de entender que inhabilitando liderazgos no van a impedir que el cambio que el pueblo reclama en la calle se materialice. Nuestra lucha no es por candidaturas ni espacios, nuestra lucha es por la gente que hoy sufre una de las peores crisis económicas, sociales y políticas que ha vivido nuestra Nación.
 
A nuestro pueblo de Miranda también le decimos: Ninguna de estas acciones van a doblegarnos. Durante años hemos dado testimonio de lucha y de cómo se hace una gestión transparente de la mano de las comunidades. Nuestro amado estado Miranda hace años que decidió cambiar la oscuridad por la luz, la mentira por la verdad y como dice nuestro Gobernador Capriles: “Jamás Miranda se pondrá de rodillas ante los corruptos”.

¡Tres veces SÍ por Venezuela!

20170714ade1Maduro y su cúpula criminal le tienen terror al pueblo organizado. Así lo han demostrado al impedir el revocatorio y las elecciones regionales; lo dejan claro con la represión para evitar la protesta; ahora lo corroboran con una nueva medida de Conatel contra los medios, para evitar que llamen a la Consulta Soberana y no le den cobertura al hecho político más importante de los últimos tiempos.

Saben que el domingo los venezolanos iremos masivamente a expresarnos y quieren ocultar a toda costa el fracaso que será el invento de simulacro que lanzaron a última hora.

Es precisamente para vencer la censura y la mentira que todos tenemos la obligación de salir a buscar a nuestros hermanos venezolanos, piensen como piensen, y sin importar cómo hayan pensado en el pasado, para unirnos y decirle a Maduro, con contundencia, que RECHAZAMOS su fraude constituyente.

Son muchos los venezolanos que no conocen los detalles de la Consulta Soberana porque son pocas las vías que tenemos los demócratas para hacer llegar nuestro mensaje. Es por eso que hasta el mismo domingo tenemos que ser agentes de comunicación de este proceso para que todos sepan cuáles son las preguntas a las que vamos a responder y conozcan dónde podrán expresarse.

Evitar el fraude de Maduro y su camarilla depende de todos y cada uno de nosotros, de lo que hagamos para recuperar nuestra libertad y nuestra democracia. Sigamos el ejemplo de nuestros jóvenes; su trabajo y compromiso son motivo de orgullo y nos llenan de esperanza.

El régimen hace todo para desmoralizarnos pero hay que tener claro que este proceso es irreversible. Claro que ha sido cuesta arriba, pero son muchos los logros. Para muchos era imposible que los demócratas obtuviéramos la mayoría de la Asamblea Nacional y lo hicimos. La realidad es que somos mayoría y el gobierno lo sabe y es por eso que no quiere medirse.

Quieren imponer por la fuerza lo que no van a conseguir por los votos. Se saben perdidos y están tan desesperados que, no conformes con montar unas elecciones amañadas gastando recursos que se necesitan para atender las necesidades básicas de nuestra gente, recurren al chantaje, a la amenaza, para sembrar temor con el fin de que los venezolanos no se expresen este domingo 16 y de obligarlos a participar, contra su voluntad, en el proceso constituyente. Vimos esta semana, de Maduro para abajo, a todos los voceros del régimen amenazando a los empleados públicos y anunciando que no habrá dólares para quienes no asistan al proceso constituyente. ¡Cobardes!

Pero nuestro pueblo ya conoce bien las prácticas de este gobierno y está muy claro que ya no tiene nada que perder. Por eso, este domingo le diremos a Maduro que rechazamos su fraude constituyente.

Son tres las preguntas a las que los venezolanos le diremos SÍ: 1.¿Rechaza y desconoce la realización de una constituyente propuesta por Nicolás Maduro sin la aprobación previa del pueblo de Venezuela? 2.¿Demanda a la Fuerza Armada Nacional y a todo funcionario público obedecer y defender la Constitución del año 1999 y respaldar las decisiones de la Asamblea Nacional? 3.¿Aprueba que se proceda a la renovación de los Poderes Públicos de acuerdo a lo establecido en la Constitución y a la realización de elecciones libres y transparentes, así como la conformación de un gobierno de unión nacional para restituir el orden constitucional?

Es importante reiterar que el domingo podrán manifestar su voluntad en los puntos habilitados en Venezuela y en el exterior, todos los venezolanos mayores de 18 años, con sólo presentar la cédula de identidad y sin importar si está o no inscrito en el registro electoral.  Para ubicar el Punto Soberano más cercano para expresarse este domingo pueden ingresar en www.crdvenezuela.com.

Son infinitas las razones que tenemos para el cambio, nuestro pueblo tiene años de sufrimiento por un gobierno corrupto, indolente e irresponsable. Pues ese sufrimiento hay que convertirlo en fuerza para salir adelante, en unión para oponernos a la continuación de este gobierno que cada vez hunde más a nuestra amada Venezuela.

Este 16 de julio los venezolanos haremos historia: saldremos masivamente a defender nuestra Constitución, nuestra libertad y nuestros derechos.

Los demócratas somos mayoría y así lo demostraremos este domingo cuando digamos Sí por Venezuela.

El pueblo es quien decide

20170629-ade

Maduro y su cúpula gastan millones en promocionar una constituyente fraudulenta y mientras hablan hasta el hastío de que su constituyente es paz, agreden de todas las formas posibles a nuestro pueblo. Esa paz que tanto pregonan no es más que otro de sus engaños. Ya lo decía Maduro días atrás: “lo que no se pudo con los votos lo haríamos con las armas”.

Está muy claro que lo que buscan en someter a todo un país y que intentarán imponer su proyecto inconstitucional a la fuerza, continuando con su escalada de violencia. Esa violencia que vienen sembrando desde hace 18 años y que han ido incrementando a medida que pierden el apoyo popular.

Recurren a la represión, se escudan tras las armas de sus grupos violentos y usan las Fuerzas Armadas contra el pueblo para perpetuar el golpe y mantenerse en el poder. Pero este es un gobierno ilegítimo, que a diario ofrece nuevas demostraciones de su irrespeto a nuestra Venezuela, de su talante dictatorial y delictivo.

Es ante esto, para evitar que continúen los atropellos, para recuperar nuestra libertad, para devolverle a nuestros jóvenes la esperanza, para que haya oportunidades para todos, que los venezolanos tenemos ya casi 100 días de lucha. Es por eso que a pesar de 100 vidas que nos han arrebatado, tan solo en estos últimos meses, mientras defendían sus sueños, seguimos en la calle, en las comunidades luchando por salvar la República.

Aquí no se trata de ganar o perder una elección, de mantener o perder un curul o un cargo; se trata de recuperar el país, de evitar que sigan cayendo niños, jóvenes y adultos ante la delincuencia, vencidos por el hambre o por la crisis de salud. Se trata de parar una diáspora que nos está dejando sin talentos; se trata de que haya condiciones para que nuestros hermanos puedan regresar; se trata de hacer justicia para que quienes están presos por pensar distinto regresen con sus familias.

Maduro y su cúpula saben las atrocidades que han cometido y permitido y están claros de que no pasarán lisos, que sus crímenes tendrán consecuencias. Es precisamente por eso que se aferran al poder.

Pero ellos son minoría y la voluntad del pueblo unido luchando por ideales de libertad y justicia va a triunfar sobre los opresores, como lo hizo el 5 de julio de 1811, cuya conmemoración este año de vio mancillada por la arremetida que grupos violentos perpetraron contra la Asamblea Nacional, manteniendo secuestradas durante ocho horas a 350 personas y durante la cual, fueron heridas al menos doce personas, entre ellos cinco diputados.

Esta agresión, que no fue sólo contra el Palacio Legislativo, sino también contra los diputados y por lo tanto contra el pueblo, fue permitida por la Guardia Nacional y, sin duda, planificada desde las altas esferas del gobierno.

Esta violencia sin sentido, es la que seguirá rigiendo con la constituyente de Maduro y es por eso que el 16 de julio los venezolanos vamos a dar la mayor demostración de amor por nuestro país, cuando salgamos masivamente a las calles a expresarnos en el plebiscito convocado por los sectores democráticos.

Será muy claro el mensaje, será aplastante nuestra manifestación. Hasta entonces seguimos movilizados, informando, convocando, luchando, expresando nuestro rechazo a las pretensiones golpistas de Maduro.

Los Comité de Rescate de la Democracia, conformados por grupos de ciudadanos, están activados y se siguen sumando y el 16 serán los protagonistas de la historia, junto a todo nuestro pueblo, en cada rincón de nuestra Venezuela, para detener el fraude constituyente de Maduro.

El 16 de julio todos los venezolanos mayores de 18 años, dentro y fuera de Venezuela podrán votar. A nivel nacional los Comité de Rescate de la Democracia serán los equipos organizativos de más de mil 600 puntos, donde podremos expresar nuestra voluntad. Allí mostraremos nuestro rechazo al fraude constituyente de Maduro.

Los venezolanos hemos iniciado el camino para recuperar la democracia y la libertad y participaremos de forma contundente en un proceso histórico para reafirmar que queremos libertad y cambio. La decisión sobre el destino de Venezuela es del pueblo.

¡Juntos y organizados la mayoría se impondrá!

 

 

 

En cuenta regresiva contra el fraude

20170629-ade1.jpg

¡No hay tiempo que perder! ¡Tenemos un mes para evitar el fraude constituyente!

Con el fraude de Maduro en pocos días los venezolanos nos convertiremos en esclavos del hambre. La Constituyente es más crisis, más hambre, más muerte, más violencia, por eso tenemos que prepararnos para estos días que quedan.

Con la constituyente de Maduro ni tú, ni tus hijos, ni los hijos de tus hijos volverán a votar. Por eso tenemos 90 días activados contra este golpe continuado contra los venezolanos. Pero los 30 días que faltan serán los decisivos.

Además, si este fraude se consolida, tendremos cada vez más censura y más ataques contra los medios y contra los periodistas, a quienes están agrediendo sin contemplaciones buscando limitar el libre ejercicio de la profesión. Precisamente este 27 de junio, se conmemoró el Día del Periodista, uno donde no hubo razones para celebrar, pero en el que sobraron razones para reconocer el esfuerzo de quienes se mantienen aferrados a la lucha contra la censura y por una prensa libre.

Esta semana Maduro destapó su juego: no tuvo tapujos a la hora de reconocer que lo que no ganen con votos lo buscarán con las armas. Y si algo sabe es que no cuenta con los votos.

Por eso con la complicidad de las rectoras del CNE, negaron a los venezolanos el derecho al sufragio y ahora salen con su cara muy lavada, a decir que el voto es un derecho y hasta afirman que negar el derecho al voto es un delito. ¡Qué descaro! Lo dicen las mismas que nos robaron el Revocatorio y las elecciones regionales. Resulta que elegir es un derecho cuando al gobierno le conviene. Pero se van a quedar con los crespos hechos. Aquí hay un pueblo resteado, decidido a defender su Constitución hasta las últimas consecuencias.

En estos tres meses, a pesar de la escalada represiva que ha arrebatado la vida de tantos venezolanos que sólo aspiraban un país de oportunidades, cada día amanecemos con nuevas razones para salir a luchar.

Lo escuchamos en nuestras comunidades, lo escuchamos en las calles: los venezolanos están muriendo por la delincuencia, por la crisis de salud, están muriendo de hambre, y por eso no podemos quedarnos de brazos cruzados. ¿Hay acaso mayor riesgo que la permanencia de este gobierno en el poder?

En Miraflores están desesperados y van a tratar en este tiempo de montar peine tras peine. Por eso tenemos que estar alerta y tenemos que evitar caer en el terreno de la violencia al que pretenden llevarnos. Nuestra protesta tiene que mantenerse firme y contundente pero pacífica.

Unidos superaremos este triste momento de nuestra historia. ¡Nuestro pueblo quiere libertad!

Tenemos un mes para evitar este fraude y en protesta pacífica y organizada lo vamos a lograr. Por eso más calle y más resistencia. ¡No al fraude constituyente!

Rescatando la democracia

20170619-adeNo hay palabras para expresar el dolor que se siente al ver cómo a nuestros jóvenes les arrancan la vida por soñar con un futuro mejor. Este lunes sumamos 80 días de lucha por recuperar la democracia e impedir el fraude constituyente, y parece que Maduro y su cúpula se hubieran propuesto quitarnos una vida por cada jornada de protesta.

Día a día han ido escalando en su saña pero, a pesar de la represión, seguimos en la calle. Este lunes toda Venezuela fue testigo del uso de armas de fuego contra manifestantes desarmados, lo cual está expresamente prohibido en nuestra Constitución y por esa acción criminal de quienes deberían defendernos perdimos a otro valiente joven, que quería un cambio para su país.

Los venezolanos exigimos que se haga justicia y que las irrefutables imágenes que muestran a efectivos de la Guardia Nacional disparando contra los manifestantes lleve a la detención de los responsables, tanto de los que empuñaban las armas, como de aquellos que los comandan.

Los voceros del gobierno se llenan la boca hablando de terrorismo, cuando es de los organismos gubernamentales de donde parten las acciones que buscan sembrar terror en la población. Siempre endilgando a otros aquello de lo que ellos son los únicos responsables. Todos sabemos quién es que lleva años atentando contra los derechos fundamentales de los venezolanos.

Esta semana los venezolanos superamos los 80 días de resistencia y seguimos exigiendo libertad y que se le dé un alto al fraude constituyente. Queremos vivir en libertad y en democracia y por esos seguiremos en las calles hasta que se respete la Constitución. No pueden desconocer que 70% quiere que Maduro salga del gobierno este año, lo que incluso es una aspiración del 20% del oficialismo.

La constituyente de Maduro no resolverá nuestros problemas, por el contrario, sólo agravará la represión, la censura, la impunidad, la violencia, la inseguridad, la persecución, la injusticia, la inflación, la escasez, el hambre. La constituyente, que solo traería retroceso, es rechazada por la inmensa mayoría de los venezolanos.

Nadie puede imponerle al país, por la fuerza, una nueva constitución. Es por eso que además de seguir manifestando nuestro descontento en las calles, debemos organizarnos desde las bases a través de los Comité de Rescate de la Democracia.

No olvidemos que la lucha debe darse en cada ámbito de nuestra vida. Debemos organizarnos con nuestra familia, vecinos y amigos para seguir ejerciendo presión. Sólo así podremos escalar la protesta y la movilización para demostrar nuestra fuerza y evitar que el régimen imponga su voluntad.

Cada vez son más los venezolanos que abren los ojos y al mismo tiempo va en aumento el apoyo internacional. Gracias a la contundente demostración que está dando el pueblo venezolano, cada vez son más los organismos y los países que respaldan nuestra lucha. Esta semana en la Organización de Estados Americanos recibimos el respaldo de 20 países que saben que ya en Venezuela no hay una democracia.

Somos millones quienes estamos contra la constituyente pero es imperativo que convirtamos ese desacuerdo en acción en defensa de nuestra Constitución.

Debemos seguir unidos para evitar la disolución de nuestra República y para lograr ese sueño de cambio que tenemos en común. ¡Juntos somos invencibles y tendremos la fuerza para sacar a nuestra Venezuela adelante!

Vamos contra el fraude constituyente

20170609-ade

Los venezolanos estamos viviendo, sin ninguna duda, el momento más difícil de nuestra historia y es en momentos como estos donde se pone a prueba el temple de un pueblo. También son los momentos que hacen aflorar lo peor y lo mejor de las personas.

Es así como cada uno de los últimos 70 días, han fortalecido el orgullo que siento por nuestro pueblo que, a pesar del abuso de un régimen que se cree todopoderoso, se mantiene firme en sus principios democráticos, luchando por el restablecimiento de la democracia en nuestra Venezuela.

Lamentablemente, estas semanas también ha crecido la tristeza que produce la muerte, la pérdida de cada valiosa vida, de cada venezolano que ha caído por la insensatez y el odio de unos adictos al poder, que sólo buscan perpetuarse en sus cargos, contra la voluntad de un país entero.

No queremos que siga creciendo el número de víctimas, hoy lloramos también por Neomar Lander de nuestra Guarenas, cuya muerte debe ser investigada para que haya justicia ante tanto dolor.

Lo que estamos viviendo es un trance muy duro y difícil. No sólo se trata de la situación económica, que afecta cada vez más a nuestro pueblo y lo tiene en modo de supervivencia, sino también de una situación política, en la que no se respetan los principios básicos del sistema democrático. Se sigue desinstitucionalizando el país mientras se violan nuestros derechos fundamentales.

En estas circunstancias tenemos que escucharnos y aprender. Cada venezolano es importante.  Ninguno de nosotros estaba preparado para una situación como esta, con un régimen que no respeta nada. La inmensa mayoría de los venezolanos quiere cambio pero ante la violencia y represión, aún hay muchos que no se han activado y retomar el camino democrático nos compete y nos necesita a todos. Este país es de todos los venezolanos y no podemos permitir que lo sigan destruyendo.

Claro que sentimos miedo; lo tenemos cada vez que nos enfrentamos, sin armas, a cuerpos armados. Pero mientras más seamos, tendremos la fuerza necesaria para cambiar las cosas. Con nuestra consciencia, que es nuestra arma, podremos vencer este régimen. Todos hemos perdido seres queridos, no solo estos últimos meses, sino los últimos 18 años. Todos tenemos seres queridos heridos o detenidos por buscar un cambio. Todos hemos visto partir al exterior a amigos y familiares. Es verdad, no será fácil, pero no queda opción: tenemos que vencer el miedo y combatir con nuestra fuerza ciudadana esta situación tan grave.

Tenemos que organizarnos y trabajar unidos, como lo hicimos para ganar la Asamblea Nacional, gracias a la voluntad de 14 millones de venezolanos. Si no nos activamos TODOS no podremos detener esto que se inventaron de la asamblea constituyente, con la que pretenden pasar por encima del poder popular, por encima de la Constitución.

Esta organización pasa porque todos asumamos el rol fundamental de informar. Sabemos que la situación de censura es grave: Antes uno encendía el televisor y se enteraba; ahora hay que recurrir a los medios digitales, al teléfono y también allí el gobierno juega a la desinformación. De modo que hay que buscar fuentes confiables, buscar confirmación siempre en las cuentas oficiales de los líderes, de la Unidad, los partidos políticos y los medios que se mantienen apegados al compromiso de informar.

Con convicción y mucha valentía, demostremos la fuerza que tenemos para cambiar a Venezuela y así nos repriman, no nos quitarán la esperanza.

La convocatoria de una constituyente requiere consultar al pueblo venezolano y ante la negativa de Maduro y su cobarde cúpula, el llamado es a que cada venezolano que no esté de acuerdo con el fraude constituyente asista a la Sala Electoral del Tribunal Supremo de Justicia para  adherirse al recurso de nulidad que introdujo la Fiscal, Luisa Ortega Díaz, contra la constituyente de Maduro.

A Venezuela la vamos a recuperar.  ¡Somos millones y no nos vamos a rendir!

¡Seguimos en resistencia por el país que queremos!

20170530fotoadeLa semana pasada vimos, perplejos, a un hombre tratando de hacerse el chistoso, al imitar a un pianista en un video difundido en redes. La torpeza exhibida al piano recuerda la que ha usado para destruir a nuestra amada Venezuela y el golpe de las teclas produce un ruido tan altisonante como lo son sus acciones como gobernante. Lo improvisado de su ejecución, tanto en la ficción como en la realidad, dan como
resultado una catástrofe.

Lástima que su improvisación y sus pésimas decisiones ante las teclas, que podrían pasar por graciosas en otro contexto, son en realidad trágicas. Ocurren mientras mueren niños, hombres y mujeres por falta de insumos médicos y medicinas y por la contaminación en nuestros hospitales; podría dar risa, si no fuese porque el país se encuentra en la peor crisis de nuestra historia, porque más de 60 venezolanos han muerto durante los últimos 60 días en manos de quienes deberían defenderlos, porque tenemos en este momento la cifra más alta de presos políticos en la historia de Venezuela.

No es fortuito que el 80% de los venezolanos evalúe de forma negativa la gestión de Maduro y que el 77% rechace la constituyente. De allí  que desde hace dos meses el pueblo ha salido masivamente a la calle a exigir la restitución de la democracia y que se respeten sus derechos humanos y constitucionales.

Somos millones, en toda Venezuela, quienes estamos luchando por nuestra libertad, somos millones quienes valientemente, a pesar de la brutal represión seguimos en las calles contra la dictadura. La respuesta del gobierno es una demostración de su desesperación. Por eso hacen lo imposible para tratar de deslegitimar nuestra lucha.

Pero la fuerza y la determinación de nuestro pueblo han abierto los ojos del mundo y también están haciendo reflexionar a funcionarios y ex funcionarios del gobierno quienes ya se han pronunciado contra la represión y contra la constituyente a la medida que pretenden imponer Maduro y su combo para perpetuarse en el poder.

Sin ir muy lejos, días atrás, la Fiscal General, Luis Ortega Díaz, confirmó que a Juan Pernalete lo asesinaron con una bomba lacrimógena disparada por un efectivo de la Guardia Nacional, echando por tierra las versiones oficiales que insisten en afirmar que no ha habido un solo muerto o herido por la acción de las FANB durante las protestas.

Los venezolanos nos seguimos haciendo sentir pacíficamente en las calles, seguimos alzando la voz en contra de la dictadura de Maduro y en nombre de los que han caído. Hagan lo que hagan por callar la verdad, los venezolanos vamos a seguir juntos desenmascarando a este gobierno.

A pesar del cierre de canales de televisión como el de RCTV, ocurrido hace 10 años, del cierre de emisoras de radio, de medios impresos y digitales, para evitar que digan la verdad, los venezolanos y el mundo entero sabemos lo que ocurre en nuestra amada patria. La verdad no la pueden tapar, la vivimos a diario y vamos a seguir rechazando la
arremetida del gobierno contra nuestro pueblo y no vamos a parar hasta que en Venezuela se restituya la libertad.

¡No hay represión, manipulación, ni intimidación, que puedan con nuestras ganas de cambiar!. Esta semana vamos a aumentar la presión constitucional. Es momento de
seguir firmes, luchando para lograr el país que queremos dejar a nuestros hijos. ¡Resistiendo lo lograremos!