Más unidos que nunca por el cambio

columna-adeEl gobierno está sacando mal sus cálculos. Contrario al objetivo que intentan lograr, que no es otro que dividir, desmotivar y paralizar, para tratar de salvarse del escrutinio del pueblo, cada actuación de Maduro y su cúpula lo que hace es amalgamar, incentivar y movilizar a esa mayoría que quiere cambio y que cada vez encuentra más razones para buscarlo.

Las 4 rectoras del Consejo Nacional Electoral, con cada paso, hacen más evidente que actúan por órdenes del gobierno central, apegadas a los intereses de quienes, incluyéndose, temen perder sus privilegios.

Exigir un 20% por estado para revocar un cargo de elección nacional es inconstitucional. Se llenan la boca hablando de que son muy democráticos porque incluyeron el Revocatorio en nuestra Carta Magna, pero lo único que hacen es entorpecer el ejercicio de lo establecido en el texto constitucional.

Tan conscientes están de lo inconstitucional de su actuación, de que están procediendo de espaldas al país, que las 4 rectoras ni siquiera dieron la cara para comunicarla. Todo este tiempo estaban sacando cuentas para tratar a toda costa de evitar que esa inmensa mayoría que quiere cambio pueda expresarlo, para impedir que superemos y con creces el 20% necesario para convocar el revocatorio. Pero una vez más se equivocan si creen que el pueblo se dejará amedrentar.

Tienen 17 años buscando a quién echarle la culpa de sus problemas, señalando enemigos, el imperio, la guerra económica, cuando la realidad es que el enemigo lo llevan dentro. No es la guerra económica la que tiene a 17,2% de los venezolanos hurgando en los desechos en busca de algo que comer mientras sólo 10% recibe las tan cacareadas bolsas Clap.

Son sus políticas las que nos llevaron a esta situación y lo que lo hace más evidente es que son incapaces de admitir que casi 80% de la población se ha ido a dormir con hambre y más del 85% tiene miedo de quedarse sin alimentos en su hogar. Son sus políticas las que han puesto en una situación de emergencia a nuestros niños, que según una encuesta realizada por la Gobernación de Miranda, en un 50% se va a la cama con hambre y es que casi la tercera parte sólo come en la escuela.

¿No ven esta realidad las 4 rectoras? ¿Cómo pueden ponerse de espaldas a las necesidades de un pueblo que sufre, de las madres que sufren, de nuestros niños? ¿No vieron las señoras la triste imagen de recién nacidos durmiendo en cajas de cartón en un hospital administrado por el gobierno central? ¿No les duele esto? ¿No les indigna ver esto, sabiendo la millonada que se malgastó en organizar una cumbre bochornosa apenas unos días antes?

Si esta situación no las llevó a reflexionar, sepan que hay un 80% que sí está conmovido, afectado y resuelto a luchar para ponerle fin a la crisis en la que tienen al país. Para poner fin a tanta injusticia, intolerancia y discriminación.

Se creen dueños del país y se sienten con derecho a decidir por encima de la Constitución y las leyes, como lo hacen, por ejemplo, en el caso de Miranda. Y es que ¿cómo justifican que Miranda sea el único estado que no há recibido los recursos para honrar un ajuste de salario mínimo y del bono de alimentación decretado por ellos mismos?

Todas estas son más razones para el cambio, son el pegamento que nos ha hecho luchar más unidos que nunca, venciendo cada uno de los obstáculos que nos han ido colocando desde que inició el proceso Revocatorio.

El pueblo venezolano ya decidió y, con nuestra fuerza constitucional y democrática les demostraremos que no hay quien pueda con la voluntad de un pueblo unido.

Están tan entrampados en su desesperación por evitar que el pueblo se exprese que solitos demuestran cada día que son ellos quienes se salieron del camino democrático.

Precisamente nuestro reto es cambiar democráticamente a un gobierno que no actúa democráticamente y lo vamos a lograr. No podemos permitir que nadie nos desvíe de la ruta que nos hemos trazado.

Es por eso que la Unidad está debatiendo y consultado a todos los sectores, luego de las condiciones anunciadas por el CNE para el 20%l país, a fin pronunciarse el próximo lunes.

La mayoría del país quiere que se respete la Constitución, quiere hacer valer su derecho a decidir y a tener un país de progreso y oportunidades.

Seguimos adelante con la certeza de que unidos lograremos el cambio que anhelamos.

Miranda exige condiciones y fecha para el 20%

crwntk0weaa5ueeNo nos cansaremos de decirlo: No hay obstáculo que pueda contra el pueblo unido. Este 7 de septiembre dimos una vez más una demostración contundente del talante democrático y pacífico de nuestro pueblo.

Este miércoles los mirandinos, como todos los venezolanos, salimos a las calles para exigir a las autoridades electorales la fecha y condiciones para continuar con el proceso revocatorio presidencial, en cumplimiento a lo establecido en la Constitución.

Los venezolanos no queremos violencia, queremos fecha y condiciones que garanticen el 20% que convoca al Revocatorio. Por eso consignamos este 7 de septiembre ante todas las oficinas regionales del CNE en las capitales del país, un documento en el que propusimos la instalación de una mesa técnica para determinar las condiciones para la recolección del 20% respetando lo previsto en nuestra Constitución para garantizar el principio de participación.

Los venezolanos queremos ir a poner nuestra huella por el 20% y además exigimos las condiciones que permitan que casi 20 millones de personas inscritas en el Registro Electoral ejerzan sus derechos, lo que pasa por la utilización de las 40.000 máquinas, en los 14 mil centros de votación empleados para procesos electorales nacionales, entre las 6 de la mañana y las 6 de la tarde o más. Los venezolanos queremos que el 20% se recoja sobre la base de una circunscripción única nacional porque el cargo a revocar fue electo en una circunscripción nacional.

No hay razón ni legal ni técnica para que no se pueda concretar el referendo. Está demostrado que en menos de 30 días se puede hacer el Referendo Revocatorio, se demostró el mismo gobierno cuando falleció el Presidente Chávez y 39 días después se hizo una elección nacional. Los mirandinos y todos los venezolanos queremos saber hasta cuándo seguirá el mareo del CNE.

Maduro y sus enchufados saben muy bien a qué se enfrentan, si tenían alguna duda, el jueves primero de septiembre les quedó muy claro qué es lo que quieren los venezolanos y este miércoles se los ratificamos en todo el país. Le tienen terror a lo que están viendo: un pueblo unido que quiere revocatorio.

En nuestra Miranda, nos concentramos en Los Teques; de todos los rincones del estado llegó gente que se unió en una demostración de civismo, de voluntad de cambio, de esperanza por un futuro de progreso.  Y aunque una vez más trataron de amedrentar con guarimbas que montaron con la policía y la Guardia Nacional, que están para defender al pueblo y no los intereses partidistas, exigimos con contundencia el respeto del artículo 72 de la Constitución.

Cada esfuerzo suma. El trabajo es día a día en la calle, en cada comunidad, organizándonos para continuar exigiendo nuestros derechos. Además el próximo jueves 14 nos volveremos a movilizar en todo el país, esta vez por 12 horas. Cada nueva jornada de protesta, de lucha por nuestros derechos será una demostración de la mayoría que hemos construido, de esa mayoría que quiere un cambio pacífico, constitucional, democrático y electoral.

Este miércoles 7 de septiembre sentimos una gran emoción y un gran orgullo de ser mirandinos y de ser venezolanos cuando nuestro pueblo entonó el Gloria Al Bravo Pueblo. A ese bravo pueblo es al que le tiene terror este gobierno que se sabe perdido y que lo único que hace es montar shows para tratar de ocultar la realidad. Igual que no se puede tapar el sol con un dedo, no hay cadena, ni montaje, ni mentira que pueda ocultar el clamor de este pueblo.

Sigamos luchando por el 20%, que es el único paso que nos falta para el Revocatorio. El Revocatorio será este año y los venezolanos juntos vamos a lograr el cambio que tanto queremos.

¡Caracas hizo historia!

1sAyer iniciamos con una contundente manifestación de civismo, unión y patria, una nueva etapa de esta lucha que estamos dando los venezolanos para revocar la escasez, la inflación, la inseguridad, el hambre y la pobreza.

A pesar de las amenazas, la persecución, las detenciones y la violencia del gobierno, que fue en escalada desde el día que anunciamos la Toma de Caracas para el primero de septiembre, una Venezuela tricolor, unida y organizada sorteó los obstáculos y colmó las calles de Caracas.

Se dice que el miedo es libre, lo que no es libre es que por miedo se cometan abusos como los que vimos esta semana contra ciudadanos que sólo buscaban llegar a Caracas en pleno ejercicio de sus derechos constitucionales.

Ayer, a pesar del gobierno, demostramos al mundo que no existen imposibles para un pueblo unido y organizado que quiere cambio. Demostramos que somos miles los que queremos: ¡REVOCATORIO YA!

Como lo adelantaba nuestro amigo Leonardo Padrón, este primero de septiembre fue un referéndum a cielo abierto, en el que triunfó la Venezuela que quiere cambio, sobre quienes quieren eternizarse en el poder.

Quienes hoy gobiernan le han dado la espalda a los más vulnerables porque no comparten su misma ideología política. A este gobierno, aunque le duela, lo vamos a cambiar con votos. Nuestro pueblo merece un gobierno que garantice alimentación, medicinas, seguridad, educación y oportunidades, y quienes hoy están en el poder son incapaces de tomar decisiones que permitan mejorar las condiciones políticas, económicas y sociales del país.

Para este gobierno todo es un show, se llenan la boca diciendo que son demócratas, porque la Constitución contempla el revocatorio, pero hacen hasta lo imposible para evitar que el pueblo lo active.

Maduro y sus enchufados olvidaron que el poder es un préstamo que te da el pueblo y que tiene fecha de vencimiento. Por eso ayer exigimos respeto a nuestros derechos y anunciamos la hoja de ruta para continuar luchando por el revocatorio.

Ayer exigimos que nos den la fecha del 20% y las condiciones en las que vamos a ir a ese 20%. Sigamos demostrando al mundo que Venezuela quiere un cambio, mantengámonos unidos, solo así lograremos recuperar el país que un día nos robaron. El revocatorio depende de todos y cada uno de nosotros, de nuestra organización, del ejercicio de nuestros derechos ciudadanos. Nosotros tenemos que mantenernos en este camino de organización y de fuerza para que tengamos el revocatorio este año.

Este gobierno es malo hasta para mentir, cada día los hechos desenmascaran sus engaños. Los mismos que decían que iban a ganar ‘como sea’ el 6 de diciembre, dicen que no va a haber revocatorio. ¿Quién les puede creer? Se cansaron de decir que no recogeríamos el 1% y lo hicimos a pesar de que incluso intervinieron para viciar el proceso. Dijeron que no llenaríamos Caracas e hicieron todo por evitarlo y superamos todas las expectativas. De la misma manera vamos a ir al 20% y vamos a tener Revocatorio este año.

Mientras más arrecien con sus ataques y sus mentiras, más tenemos que organizarnos en nuestras actividades ciudadanas. El revocatorio será este año, lo vamos a lograr, como conseguimos superar cada etapa en este proceso que inició hace 7 meses. Ya estamos en el último paso hacia el 20%.

Ayer dimos una gigantesca demostración, todo venezolano que se siente humillado, cansado, pero a la vez esperanzado y consciente de su poder constitucional salió a tomar Caracas y está resteado para continuar la lucha, una lucha que es pacífica, democrática y constitucional. Los violentos están del lado del gobierno y no podemos pisar el peine de quienes tratarán por todos los medios de evitar el revocatorio. Las soluciones mágicas no existen, hay que luchar por ellas y construirlas.

El próximo miércoles 7 de septiembre iremos a las oficinas del Consejo Nacional Electoral en todo el país para continuar exigiendo la fecha para el 20% y que se cumplan las condiciones. Una semana después, el 14 de septiembre, tendremos una jornada nacional de movilización en las capitales de todos los estados, considerando que el 13 el CNE dijo que anunciará la fecha para el 20%, y para hacer llegar nuestro llamado a los gobiernos que ese día estarán reunidos en Venezuela en la Cumbre de los Países No Alineados. Al día siguiente del 20% convocaremos la Toma de Venezuela para exigir durante 24 horas, la realización inmediata del Revocatorio.

Los venezolanos no podemos esperar más mientras nuestra Venezuela se derrumba en manos de este gobierno irresponsable, que está desesperado porque se le acabo la petrochequera y quedo al descubierto en su ambición al poder.

Nosotros vamos a cambiar a este Gobierno de manera pacífica, democrática y electoral.

Que nadie nos robe la esperanza, este país es de todos, y trabajando unidos vamos a salir adelante.

¡Esta crisis la vamos a revocar!

Cuando empezamos el camino del Revocatorio columna ade 2508pocos creían que avanzaríamos. Hoy estamos a un paso de lograrlo.

Lo único que falta para el Revocatorio es colocar nuestra huella para el 20%. Juntos hemos superado todos los obstáculos que nos han puesto desde que comenzamos este proceso hacia una solución pacífica, constitucional, democrática y electoral de la crisis que estamos viviendo.

El pueblo venezolano es luchador y ha demostrado que quiere cambio. Lo hizo el 6 de diciembre, cuando se
manifestó mayoritariamente por una Asamblea Nacional comprometida con el progreso de nuestra Venezuela. Lo hizo cuando salió masivamente a expresarse a favor del Revocatorio en ocasión de la recolección del 1% de las firmas, decisión que ratificó durante la validación.

Los venezolanos sabemos que el Revocatorio depende de nosotros y que tenemos que plantarnos con firmeza frente a un gobierno que pretende impedirlo, porque insiste en mantenerse atornillado en el poder.

Nuestro pueblo es sabio y está cansado de las humillaciones, y el chantaje. Estamos cansados de la inseguridad, de las colas, del desprecio que siente el gobierno por el país, de la indolencia con la que actúa la cúpula frente a peor crisis de nuestra historia, frente a gobernantes a los que no les duele que los venezolanos estén muriendo en espera de atención médica o por falta de medicinas.

Este gobierno no sabe lo que es servir al pueblo. Lo han demostrado a diario durante los últimos 17 años. Si lo supieran no habría testimonios como el que escuchamos de una madre que vivía en Ciudad Belén y que tuvo que abandonar su apartamento por miedo, ante la violencia, el chantaje y las amenazas. Es indignante que quienes habitan en viviendas construidas por el estado vivan con el temor de ser desalojados porque no son propietarios y su permanencia depende de su apoyo al gobierno.

El gobierno cree que a punta de chantaje logrará vencer a la voluntad del pueblo, pero se equivoca. Los venezolanos lo han perdido todo menos la esperanza y por más que lo intenten no nos van a quitar nuestra confianza en que unidos ese 80% que quiere cambio, podrá más que la cúpula que quiere seguir destruyendo el país.

Los venezolanos escogieron en diciembre a la nueva Asamblea Nacional y lo hicieron convencidos de que se necesitaba crear las bases para el cambio. ¿Cómo explica el gobierno a los venezolanos, que a través del TSJ suspendan los efectos de 7 decisiones votadas mayoritariamente en el parlamento entre abril y mayo? ¿Cómo explican una acción que suspende leyes orientadas a atender la crisis de salud o a proteger el salario de los docentes?

Decisiones como esta desconocen la voluntad del pueblo y son una razón más para salir este primero de septiembre. Con estas acciones siguen buscando sembrar desesperanza en nuestro pueblo que fue el que de manera mayoritaria nos eligió.

En la Asamblea Nacional estamos trabajando para tener un país de oportunidades. Estamos trabajando sin descanso para heredar a nuestros niños un país de progreso. Seguimos luchando por el cambio y el progreso de Venezuela y seguimos en la calle trabajando junto a nuestras comunidades.

Mi pasión es y será trabajar por Miranda y Venezuela. Si volviera a nacer, elegiría de nuevo ser servidora pública. El que no vive para servir, no sirve para vivir. En Miranda cada obstáculo que nos ponen lo convertimos en oportunidades porque trabajamos unidos y organizados. Sólo así los venezolanos, vamos a seguir superando todos los obstáculos que nos ponga el CNE.

Venezuela va a cambiar porque cuenta con gente preparada y comprometida. Los venezolanos vamos construir una Venezuela con servicios públicos que funcionen, con hospitales donde se pueda sanar, con escuelas comprometidas con la educación.

Por eso este primero de septiembre los venezolanos vamos a demostrar que este país quiere cambio y ese cambio se llama Revocatorio. No existen imposibles para un pueblo que está unido y decidido a cambiar.

Cada uno de nosotros tiene que ser promotor del Revocatorio, tenemos que organizarnos en nuestras comunidades, en nuestros comandos familiares. El Referendo Revocatorio es nuestro derecho y somos los venezolanos los únicos que lo podemos hacerlo realidad este año.

Juntos los venezolanos estamos escribiendo la nueva historia de Venezuela. No perdamos la esperanza, este país es de todos nosotros y juntos vamos a salir adelante.

Tenemos que tener esperanza, porque esta crisis la vamos a revocar ¡Vamos por el 20%!

El cambio es indetenible

Cada día el debilitado bolsillo deade18l venezolano recibe nuevos golpes de parte de un gobierno irresponsable y corrupto que se da el lujo de gastar cientos de miles de dólares en montar una fiesta en Cuba, mientras su propio pueblo se muere de mengua.

El presupuesto familiar tiene tantos huecos que no hay ajuste que, de forma aislada, sea capaz de contrarrestar el incremento que han tenido los precios como consecuencia de un modelo nefasto, que han mantenido aún a costa de nuestro noble pueblo.

Salen con este ajuste de salario en un nuevo intento por ganar indulgencias. Ya a finales de abril, al anunciar el aumento anterior, Maduro se vanagloriaba porque él, en 3 años de gobierno, había hecho 11 de los 32 ajustes de salario de la mal llamada revolución. ¡Qué ignorancia! Hoy, esa cifra ya llega a 12 ¡Vaya logro! Pero nuestro pueblo, que es muy sabio, sabe que igual no va a poder adquirir la canasta alimentaria, ¿y qué decir de la básica? Al por tratarse de una medida politiquera, que no ataca las causas de la crisis, lo que ocurrirá es que la inflación se acelerará.

Los venezolanos queremos que Maduro le explique al país cómo en septiembre, con un sueldo de Bs. 65.056, los venezolanos vamos a acceder a una canasta básica que en julio ya se ubicaba en Bs. 365.101.

El revocado cree que con este aumento insuficiente de salario evitará que nuestro pueblo decida por el cambio, pero el venezolano sabe que con Nicolás Maduro no hay futuro y esta medida desesperada no va a evitar el revocatorio. Lo que Venezuela necesita es producción,  generar confianza,  incentivar el empleo y el emprendimiento. Sólo así nuestras madres podrán volver a ver con ilusión y no con angustia el inicio de un nuevo año escolar.

Preocupación es lo que están viviendo las familias en estas vacaciones porque no hay sueldo que alcance para comprar los útiles y los uniformes. La lista de útiles escolares está entre los Bs. 70 mil a 100 mil, lo que equivale a cuatro y hasta cinco salarios, por niño. ¿Qué padre puede costear una lista escolar en la Venezuela de hoy? La crisis desmejora el derecho universal que todo niño tiene a una educación libre y de calidad. Esta es una razón más para luchar, para salir el primero de septiembre a exigir nuestro derecho a decidir.

Mientras tanto tenemos que mantenernos activados y por eso los invito a ayudar a nuestros niños de Miranda participando en nuestro programa “Dona un útil”, que iniciamos esta semana para que tengan útiles y uniformes escolares en buen estado. En estas circunstancias que estamos viviendo se fortalece la solidaridad, que nos ayuda a hacer frente a las circunstancias que vivimos a diario, pero también se renuevan los deseos de cambio y la fuerza que cada venezolano tiene en sus manos para que juntos construyamos el país de progreso que todos soñamos.

Los venezolanos cada día luchan por sus derechos; por su derecho a la seguridad, a la alimentación, a la salud, a la educación. Sólo los primeros seis meses de 2016 ha habido 4 mil 196 protestas para exigir derechos económicos, sociales y culturales. Nada más en julio, el Observatorio Venezolano de Conflictividad Social registró 209 protestas por escasez de alimentos, siete diarias, 70% más que en julio del año pasado.

Los venezolanos juntos podemos revocar el hambre y la inseguridad. El revocatorio es para lograr el cambio político que nos permita el cambio económico y social para recuperar nuestra calidad de vida.

¡La Venezuela de progreso y oportunidades que soñamos VA! ¡El revocatorio VA! Y VA porque eso es lo que queremos los venezolanos y nadie puede contra la voluntad de un pueblo unido. 80% de los venezolanos quiere cambio y el gobierno lo sabe. Por eso, en su desespero, se golpea una y otra vez contra el muro de controles, ineficiencias y errores que ellos mismos levantaron.

El Gobierno le tiene miedo al voto del pueblo porque sabe que hoy no ganan ni una elección de reina de carnaval. El revocatorio depende de cada uno de nosotros, por eso tenemos que organizarnos y unirnos.

¡SÍ HAY TIEMPO! No caigan en la desesperanza que tratan de sembrar desde el gobierno atacando a la Asamblea Nacional o con decisiones como la ratificación de la sentencia a Leopoldo López, a quien enviamos toda nuestra solidaridad, así como a sus familiares. Nuestra lucha por el cambio es también para lograr la libertad de todos nuestros presos políticos

Cada uno de nosotros tiene 3 tareas: Correr la voz, organizar nuestro comando familiar y salir unidos el  primero de septiembre. Ese día toda Venezuela va a demostrar movilizándose a Caracas que quiere revocatorio y que la fuerza del cambio es indetenible.

 

¡El Revocatorio depende de ti!

Mientras el gobierno pretende impedir que logremos nuestro objetivo, nosotros nos mantenemos más unidos y firmes que n20160811_imagencolumnaunca luchando
por nuestros derechos. No hay razones técnicas para que el revocatorio no sea este año. El referéndum no depende del CNE, depende cada uno de nosotros.

El gobierno estirará la liga hasta donde pueda y lo demuestra jugando con la paciencia de  los venezolanos como lo ha venido haciendo. Saben que trancar la vía pacífica, electoral, constitucional y democrática nos colocaría en un escenario muy riesgoso y por eso juegan a retrasar. Pero nuestro pueblo está claro de los efectos que tiene cada día que pasa  Maduro en el poder en nuestro bolsillo, nuestra seguridad, nuestra salud y nuestra calidad de vida: Menos alimentos, menos medicinas, enfermos que mueren por falta de atención, nuevas víctimas de la violencia.

El gobierno está jugando con fuego, la paciencia del venezolano tienen un límite, pero además cada movida en contra de la posibilidad de que el pueblo se exprese también le resta a lo poco que le queda de apoyo popular y de apoyo internacional.

Este es un gobierno que apalancado en el control institucional y en el apoyo de su club de amigos, a cambio de los recursos y el petróleo que son de todos los venezolanos, ha caminado por años al margen de la legalidad. Pero ahora, en su desespero, está dando pasos que lo dejan cada vez más al descubierto y que  hace que los “amigos” también reflexionen sobre las consecuencias de apoyar a un gobierno que cada día se aleja más de la vía democrática y que tiene a su pueblo pasando calamidades.

Un ejemplo es cómo la cúpula está buscando de qué agarrarse para que no haya elecciones este año. Violan la Constitución al hacerse los locos con la convocatoria de los comicios regionales, que deberían ser a más tardar a mediados de diciembre, pues es la fecha en la que se vence el período de los actuales gobernadores.

Ni siquiera mencionaron las elecciones regionales en la para nada magistral “clase” que por más de una hora dirigió este martes la sra Lucena al país. Si algo quedó claro en la exposición de la rectora fue el grado de parcialidad política de quienes dirigen una institución que lo que debería hacer es garantizar los derechos políticos de los venezolanos.

Los venezolanos conocemos bien nuestros derechos y sabemos que unidos y organizados no van a poder contra la voluntad de los venezolanos. El 1% es un requisito que se inventó, que no está en la Constitución, para demorar la convocatoria del Referendo Revocatorio, pero aun así no sólo lo cumplimos sino que lo superamos.

La comunidad unida sale adelante y progresa, sin prejuicios, vamos todos unidos por el Revocatorio. Quienes queremos cambio y una Venezuela de progreso, no creemos en venezolanos de primera y de segunda. El hambre, la escasez y la inseguridad no distinguen de color político, y de la misma manera las soluciones tienen que ser para todos, sin ningún tipo de distinción.

Lamentablemente tenemos un gobierno al que lo único que le interesa es el chantaje político. Quieren tener a las personas amarradas con lo más preciado, por eso han parado todas las iniciativas que hemos adelantado desde la Asamblea Nacional en beneficio de los más necesitados.

En muchas comunidades de Miranda y de toda Venezuela, no ha llegado la primera bolsa de comida, tanto que las cacarean pero solo las ven unos pocos. Al final las convierten en una herramienta más de control político, como lo hicieron con la entrega de viviendas. La escasez no se acaba con bolsas reguladas, se combate con producción nacional y el gobierno no lo quiere entender.

A este gobierno solo le importa el poder, no le interesa el avance ni la solución a los problemas del país. Cada día que pasa Maduro y su cúpula corrupta, le mienten al pueblo y se burlan de sus necesidades.

El pueblo no acepta más retardos y no puede seguir perdiendo tiempo mientras el país se desmorona bajo nuestros pies. Este presente de crisis lo vamos a cambiar por el futuro de progreso que todos los venezolanos queremos y merecemos.

Los venezolanos estamos activos porque sabemos que el referendo depende de cada uno de nosotros. Tenemos que activarnos, organizarnos y movilizarnos y por eso hemos convocado para la Gran Toma de Caracas este 1 de septiembre. Tenemos la responsabilidad de exigir pacíficamente el respeto a la Constitución.

El revocatorio es la vía democrática, pacífica y constitucional para poner fin a este gobierno de crisis y será en el 2016. El revocatorio depende de ti, de cada uno de los venezolanos. Hagamos que pase.

¡El Revocatorio va!

ade1Como decimos en Miranda, cuando se hacen las cosas bien, pasan cosas buenas. Y por más obstáculos, trampas, dilaciones y discursos enrevesados para confundir, la voluntad del pueblo está allí, no se puede torcer ni ocultar. Superamos la meta del 1% de manifestaciones
de voluntad y ahora vamos por el 20%, que es el paso que falta para el Revocatorio.

Por eso esta semana nos movilizamos junto a nuestro pueblo nuevamente a las sedes regionales del CNE en todo el país a exigir la fecha para la recolección del 20%. Mientras la cúpula insista en entorpecer el ejercicio de los derechos de los venezolanos, encontrará un pueblo unido y organizado defendiendo la Constitución.

Quienes luchamos por la verdad y el cambio sabemos a lo que nos enfrentamos y sabemos el terror que le tiene este gobierno a la expresión popular.  El miedo no está del lado de quienes nos movilizamos a exigir nuestros derechos, sino del lado de los que arremeten contra una manifestación pacífica, escudándose detrás de organismos que se supone están para defender al pueblo, como ocurrió este miércoles en Los Teques.

Esa misma actitud incomprensible y criminal es la que vemos cuando se niegan a aceptar la ayuda humanitaria, cuando trancan leyes dirigidas a mejorar la calidad de vida de nuestro pueblo más necesitado, como la del Bono para Alimentos y Medicinas a Pensionados y Jubilados. Se crean historias fantásticas de lo bien que estamos en Venezuela mientras enfermedades que habían desaparecido regresaron y los pacientes se ven obligados a protestar frente a los centros asistenciales pidiendo ser atendidos.

De allí que en la Asamblea Nacional este martes aprobamos un proyecto de acuerdo sobre la crisis del sistema nacional público de salud. Cómo no sensibilizarse cuando hay enfermos que mueren por falta de medicinas.

Recurren a su maquinaria abusando una y otra vez del poder, desconociendo las decisiones de los venezolanos, pero la paciencia de nuestro pueblo tiene un límite.

La nueva ocurrencia de Maduro fue solicitar a la Contraloría General de la República y al Tribunal Supremo de Justicia una consulta para evaluar la posibilidad de dejar de depositarle recursos a la Asamblea Nacional. Definitivamente la cúpula quiere evitar que los que queremos trabajar por nuestro país lo hagamos.

Los últimos 17 años han manejado los recursos y a las instituciones  y no han hecho nada por resolver la crisis que ellos mismos generaron. ¡Qué descaro tienen de desconocer un poder electo por el pueblo por una amplia mayoría!

Pero mientras ellos se empeñan en empeorar la grave crisis que viven todos los venezolanos, nosotros estamos trabajando para solucionar las dificultades que se presentan en cada una de las comunidades de nuestro estado.

El pueblo solo les interesa cuando es para manipularlo. Con cada actuación del ocupante de Miraflores, de las sras CNE y del TSJ se ponen más lejos de esa frase que tanto escuchamos al Presidente Chávez: la voz del pueblo es la voz de Dios.

Y es que en cada comunidad nos encontramos las voces de venezolanos que no reciben las ayudas que tanto pregonan en cadena, como las bolsas Clap, que no llegan a más del 70% de los venezolanos. Como nos dijo Ronny, vecino de las Barrancas, en Guatire, quien aseguró que no tiene comida y no les han llegado las famosas bolsas.

Por eso es que la Gobernación de Miranda, abrió esta semana sus escuelas, en pleno período vacacional, para poder dar alimentos a los niños, pues son muchas las familias que no tienen cómo dar de comer a sus niños. Ejemplo como este hacen que cada día le de gracias a Dios por permitirme trabajar para quienes más lo necesitan.

En cada comunidad el sentimiento es el mismo, los venezolanos claman soluciones y la solución es el Revocatorio. Este año vamos a revocar al peor presidente de nuestra historia, que tiene al pueblo pasando hambre.

Este país es de nosotros, no de la cúpula que está enquistada en el poder, y tenemos que estar dispuestos a luchar por él  hasta el final. No es un secreto para nadie que somos más los que deseamos un cambio en paz para salir de esta crisis. ¡Si ellos no quieren cambiar
nosotros los vamos a cambiar!

¡El revocatorio lo necesitamos ya!, porque nuestro pueblo sufre y necesita respuestas. Sigamos activos y organizados, el Revocatorio depende de nosotros. Ya tenemos la validación y ahora vamos por el 20%.

Rectoras del CNE, estamos esperando la fecha. ¡Los venezolanos estamos listos para poner nuestra huella y decidir nuestro futuro!