El cambio es indetenible

Cada día el debilitado bolsillo deade18l venezolano recibe nuevos golpes de parte de un gobierno irresponsable y corrupto que se da el lujo de gastar cientos de miles de dólares en montar una fiesta en Cuba, mientras su propio pueblo se muere de mengua.

El presupuesto familiar tiene tantos huecos que no hay ajuste que, de forma aislada, sea capaz de contrarrestar el incremento que han tenido los precios como consecuencia de un modelo nefasto, que han mantenido aún a costa de nuestro noble pueblo.

Salen con este ajuste de salario en un nuevo intento por ganar indulgencias. Ya a finales de abril, al anunciar el aumento anterior, Maduro se vanagloriaba porque él, en 3 años de gobierno, había hecho 11 de los 32 ajustes de salario de la mal llamada revolución. ¡Qué ignorancia! Hoy, esa cifra ya llega a 12 ¡Vaya logro! Pero nuestro pueblo, que es muy sabio, sabe que igual no va a poder adquirir la canasta alimentaria, ¿y qué decir de la básica? Al por tratarse de una medida politiquera, que no ataca las causas de la crisis, lo que ocurrirá es que la inflación se acelerará.

Los venezolanos queremos que Maduro le explique al país cómo en septiembre, con un sueldo de Bs. 65.056, los venezolanos vamos a acceder a una canasta básica que en julio ya se ubicaba en Bs. 365.101.

El revocado cree que con este aumento insuficiente de salario evitará que nuestro pueblo decida por el cambio, pero el venezolano sabe que con Nicolás Maduro no hay futuro y esta medida desesperada no va a evitar el revocatorio. Lo que Venezuela necesita es producción,  generar confianza,  incentivar el empleo y el emprendimiento. Sólo así nuestras madres podrán volver a ver con ilusión y no con angustia el inicio de un nuevo año escolar.

Preocupación es lo que están viviendo las familias en estas vacaciones porque no hay sueldo que alcance para comprar los útiles y los uniformes. La lista de útiles escolares está entre los Bs. 70 mil a 100 mil, lo que equivale a cuatro y hasta cinco salarios, por niño. ¿Qué padre puede costear una lista escolar en la Venezuela de hoy? La crisis desmejora el derecho universal que todo niño tiene a una educación libre y de calidad. Esta es una razón más para luchar, para salir el primero de septiembre a exigir nuestro derecho a decidir.

Mientras tanto tenemos que mantenernos activados y por eso los invito a ayudar a nuestros niños de Miranda participando en nuestro programa “Dona un útil”, que iniciamos esta semana para que tengan útiles y uniformes escolares en buen estado. En estas circunstancias que estamos viviendo se fortalece la solidaridad, que nos ayuda a hacer frente a las circunstancias que vivimos a diario, pero también se renuevan los deseos de cambio y la fuerza que cada venezolano tiene en sus manos para que juntos construyamos el país de progreso que todos soñamos.

Los venezolanos cada día luchan por sus derechos; por su derecho a la seguridad, a la alimentación, a la salud, a la educación. Sólo los primeros seis meses de 2016 ha habido 4 mil 196 protestas para exigir derechos económicos, sociales y culturales. Nada más en julio, el Observatorio Venezolano de Conflictividad Social registró 209 protestas por escasez de alimentos, siete diarias, 70% más que en julio del año pasado.

Los venezolanos juntos podemos revocar el hambre y la inseguridad. El revocatorio es para lograr el cambio político que nos permita el cambio económico y social para recuperar nuestra calidad de vida.

¡La Venezuela de progreso y oportunidades que soñamos VA! ¡El revocatorio VA! Y VA porque eso es lo que queremos los venezolanos y nadie puede contra la voluntad de un pueblo unido. 80% de los venezolanos quiere cambio y el gobierno lo sabe. Por eso, en su desespero, se golpea una y otra vez contra el muro de controles, ineficiencias y errores que ellos mismos levantaron.

El Gobierno le tiene miedo al voto del pueblo porque sabe que hoy no ganan ni una elección de reina de carnaval. El revocatorio depende de cada uno de nosotros, por eso tenemos que organizarnos y unirnos.

¡SÍ HAY TIEMPO! No caigan en la desesperanza que tratan de sembrar desde el gobierno atacando a la Asamblea Nacional o con decisiones como la ratificación de la sentencia a Leopoldo López, a quien enviamos toda nuestra solidaridad, así como a sus familiares. Nuestra lucha por el cambio es también para lograr la libertad de todos nuestros presos políticos

Cada uno de nosotros tiene 3 tareas: Correr la voz, organizar nuestro comando familiar y salir unidos el  primero de septiembre. Ese día toda Venezuela va a demostrar movilizándose a Caracas que quiere revocatorio y que la fuerza del cambio es indetenible.

 

¡El Revocatorio depende de ti!

Mientras el gobierno pretende impedir que logremos nuestro objetivo, nosotros nos mantenemos más unidos y firmes que n20160811_imagencolumnaunca luchando
por nuestros derechos. No hay razones técnicas para que el revocatorio no sea este año. El referéndum no depende del CNE, depende cada uno de nosotros.

El gobierno estirará la liga hasta donde pueda y lo demuestra jugando con la paciencia de  los venezolanos como lo ha venido haciendo. Saben que trancar la vía pacífica, electoral, constitucional y democrática nos colocaría en un escenario muy riesgoso y por eso juegan a retrasar. Pero nuestro pueblo está claro de los efectos que tiene cada día que pasa  Maduro en el poder en nuestro bolsillo, nuestra seguridad, nuestra salud y nuestra calidad de vida: Menos alimentos, menos medicinas, enfermos que mueren por falta de atención, nuevas víctimas de la violencia.

El gobierno está jugando con fuego, la paciencia del venezolano tienen un límite, pero además cada movida en contra de la posibilidad de que el pueblo se exprese también le resta a lo poco que le queda de apoyo popular y de apoyo internacional.

Este es un gobierno que apalancado en el control institucional y en el apoyo de su club de amigos, a cambio de los recursos y el petróleo que son de todos los venezolanos, ha caminado por años al margen de la legalidad. Pero ahora, en su desespero, está dando pasos que lo dejan cada vez más al descubierto y que  hace que los “amigos” también reflexionen sobre las consecuencias de apoyar a un gobierno que cada día se aleja más de la vía democrática y que tiene a su pueblo pasando calamidades.

Un ejemplo es cómo la cúpula está buscando de qué agarrarse para que no haya elecciones este año. Violan la Constitución al hacerse los locos con la convocatoria de los comicios regionales, que deberían ser a más tardar a mediados de diciembre, pues es la fecha en la que se vence el período de los actuales gobernadores.

Ni siquiera mencionaron las elecciones regionales en la para nada magistral “clase” que por más de una hora dirigió este martes la sra Lucena al país. Si algo quedó claro en la exposición de la rectora fue el grado de parcialidad política de quienes dirigen una institución que lo que debería hacer es garantizar los derechos políticos de los venezolanos.

Los venezolanos conocemos bien nuestros derechos y sabemos que unidos y organizados no van a poder contra la voluntad de los venezolanos. El 1% es un requisito que se inventó, que no está en la Constitución, para demorar la convocatoria del Referendo Revocatorio, pero aun así no sólo lo cumplimos sino que lo superamos.

La comunidad unida sale adelante y progresa, sin prejuicios, vamos todos unidos por el Revocatorio. Quienes queremos cambio y una Venezuela de progreso, no creemos en venezolanos de primera y de segunda. El hambre, la escasez y la inseguridad no distinguen de color político, y de la misma manera las soluciones tienen que ser para todos, sin ningún tipo de distinción.

Lamentablemente tenemos un gobierno al que lo único que le interesa es el chantaje político. Quieren tener a las personas amarradas con lo más preciado, por eso han parado todas las iniciativas que hemos adelantado desde la Asamblea Nacional en beneficio de los más necesitados.

En muchas comunidades de Miranda y de toda Venezuela, no ha llegado la primera bolsa de comida, tanto que las cacarean pero solo las ven unos pocos. Al final las convierten en una herramienta más de control político, como lo hicieron con la entrega de viviendas. La escasez no se acaba con bolsas reguladas, se combate con producción nacional y el gobierno no lo quiere entender.

A este gobierno solo le importa el poder, no le interesa el avance ni la solución a los problemas del país. Cada día que pasa Maduro y su cúpula corrupta, le mienten al pueblo y se burlan de sus necesidades.

El pueblo no acepta más retardos y no puede seguir perdiendo tiempo mientras el país se desmorona bajo nuestros pies. Este presente de crisis lo vamos a cambiar por el futuro de progreso que todos los venezolanos queremos y merecemos.

Los venezolanos estamos activos porque sabemos que el referendo depende de cada uno de nosotros. Tenemos que activarnos, organizarnos y movilizarnos y por eso hemos convocado para la Gran Toma de Caracas este 1 de septiembre. Tenemos la responsabilidad de exigir pacíficamente el respeto a la Constitución.

El revocatorio es la vía democrática, pacífica y constitucional para poner fin a este gobierno de crisis y será en el 2016. El revocatorio depende de ti, de cada uno de los venezolanos. Hagamos que pase.

¡El Revocatorio va!

ade1Como decimos en Miranda, cuando se hacen las cosas bien, pasan cosas buenas. Y por más obstáculos, trampas, dilaciones y discursos enrevesados para confundir, la voluntad del pueblo está allí, no se puede torcer ni ocultar. Superamos la meta del 1% de manifestaciones
de voluntad y ahora vamos por el 20%, que es el paso que falta para el Revocatorio.

Por eso esta semana nos movilizamos junto a nuestro pueblo nuevamente a las sedes regionales del CNE en todo el país a exigir la fecha para la recolección del 20%. Mientras la cúpula insista en entorpecer el ejercicio de los derechos de los venezolanos, encontrará un pueblo unido y organizado defendiendo la Constitución.

Quienes luchamos por la verdad y el cambio sabemos a lo que nos enfrentamos y sabemos el terror que le tiene este gobierno a la expresión popular.  El miedo no está del lado de quienes nos movilizamos a exigir nuestros derechos, sino del lado de los que arremeten contra una manifestación pacífica, escudándose detrás de organismos que se supone están para defender al pueblo, como ocurrió este miércoles en Los Teques.

Esa misma actitud incomprensible y criminal es la que vemos cuando se niegan a aceptar la ayuda humanitaria, cuando trancan leyes dirigidas a mejorar la calidad de vida de nuestro pueblo más necesitado, como la del Bono para Alimentos y Medicinas a Pensionados y Jubilados. Se crean historias fantásticas de lo bien que estamos en Venezuela mientras enfermedades que habían desaparecido regresaron y los pacientes se ven obligados a protestar frente a los centros asistenciales pidiendo ser atendidos.

De allí que en la Asamblea Nacional este martes aprobamos un proyecto de acuerdo sobre la crisis del sistema nacional público de salud. Cómo no sensibilizarse cuando hay enfermos que mueren por falta de medicinas.

Recurren a su maquinaria abusando una y otra vez del poder, desconociendo las decisiones de los venezolanos, pero la paciencia de nuestro pueblo tiene un límite.

La nueva ocurrencia de Maduro fue solicitar a la Contraloría General de la República y al Tribunal Supremo de Justicia una consulta para evaluar la posibilidad de dejar de depositarle recursos a la Asamblea Nacional. Definitivamente la cúpula quiere evitar que los que queremos trabajar por nuestro país lo hagamos.

Los últimos 17 años han manejado los recursos y a las instituciones  y no han hecho nada por resolver la crisis que ellos mismos generaron. ¡Qué descaro tienen de desconocer un poder electo por el pueblo por una amplia mayoría!

Pero mientras ellos se empeñan en empeorar la grave crisis que viven todos los venezolanos, nosotros estamos trabajando para solucionar las dificultades que se presentan en cada una de las comunidades de nuestro estado.

El pueblo solo les interesa cuando es para manipularlo. Con cada actuación del ocupante de Miraflores, de las sras CNE y del TSJ se ponen más lejos de esa frase que tanto escuchamos al Presidente Chávez: la voz del pueblo es la voz de Dios.

Y es que en cada comunidad nos encontramos las voces de venezolanos que no reciben las ayudas que tanto pregonan en cadena, como las bolsas Clap, que no llegan a más del 70% de los venezolanos. Como nos dijo Ronny, vecino de las Barrancas, en Guatire, quien aseguró que no tiene comida y no les han llegado las famosas bolsas.

Por eso es que la Gobernación de Miranda, abrió esta semana sus escuelas, en pleno período vacacional, para poder dar alimentos a los niños, pues son muchas las familias que no tienen cómo dar de comer a sus niños. Ejemplo como este hacen que cada día le de gracias a Dios por permitirme trabajar para quienes más lo necesitan.

En cada comunidad el sentimiento es el mismo, los venezolanos claman soluciones y la solución es el Revocatorio. Este año vamos a revocar al peor presidente de nuestra historia, que tiene al pueblo pasando hambre.

Este país es de nosotros, no de la cúpula que está enquistada en el poder, y tenemos que estar dispuestos a luchar por él  hasta el final. No es un secreto para nadie que somos más los que deseamos un cambio en paz para salir de esta crisis. ¡Si ellos no quieren cambiar
nosotros los vamos a cambiar!

¡El revocatorio lo necesitamos ya!, porque nuestro pueblo sufre y necesita respuestas. Sigamos activos y organizados, el Revocatorio depende de nosotros. Ya tenemos la validación y ahora vamos por el 20%.

Rectoras del CNE, estamos esperando la fecha. ¡Los venezolanos estamos listos para poner nuestra huella y decidir nuestro futuro!

¡Seguimos juntos por el 20!

WhatsApp-Image-20160727 (32)
Es difícil imaginar que alguien no se conmueva ante el sufrimiento de una madre o de un niño. Es aún más difícil pensar que un funcionario público no se inmute cuando millones de madres, padres y niños de nuestra Venezuela sufren a diario por el hambre, por la imposibilidad de encontrar o comprar un medicamento.

Resulta inaudito que alguien, especialmente si es mujer, teniendo en sus manos la posibilidad de hacer viable la solución política que dará paso a la salida de la crisis que tiene a nuestro pueblo pasando penurias, prefiera esconder la cabeza como el avestruz.

Pero por increíble que parezca, las 4 señoras del CNE, encabezadas por la señora Lucena, son muy sensibles para ofenderse ante los reclamos de los venezolanos, pero no cuando se trata de hacer algo por nuestro pueblo.

Ellas no saben que ante la falta de harina, la gente hace arepas de mamón, no saben que más del 60% de los venezolanos no come tres veces al día. O lo que es peor, lo saben y escogen no hacer nada.

Parece que lo único que motiva a estos irresponsables del gobierno es defenderse a ellos mismos. Concentran a todos los funcionarios policiales para evitar que los venezolanos se expresen, como ocurrió este miércoles para evitar que llegáramos al CNE, mientras caían nuevas víctimas producto de la violencia.

A pesar de los obstáculos de Nicolás Maduro y su cúpula nefasta, los venezolanos vamos a forjar el futuro de nuestra Venezuela. Entérese señora Lucena, más del 80% del país quiere revocar a Maduro. El referéndum es un hecho y ni usted, ni nadie, podrá cambiar la voluntad de los venezolanos.

Nada nos detendrá en nuestra ruta. No importan los piquetes policiales, los ataques, los insultos y todo lo que hagan a través de sus genuflexas instituciones. Aquí hay un pueblo unido, organizado, que no tiene miedo. Si alguien tiene miedo es Nicolás Maduro, porque sabe que lo vamos a revocar. Le tienen terror al pueblo, a esa democracia participativa que tanto pregonan.

El pueblo sabe que el Revocatorio es el recurso con el que cuenta para decidir en medio de la peor crisis que ha vivido el país. Las señoras del CNE también lo saben, por eso nuevamente postergaron su pronunciamiento sobre la fecha para el 20%. ¿A qué le tienen miedo? O es que están esperando que su jefe Nicolás Maduro o Jorge Rodríguez
les digan qué hacer. Y es que no cuesta nada imaginarse por qué se reúnen con Rodríguez pero no son capaces de recibir a la Unidad.

Definitivamente la imparcialidad que se espera de un organismo electoral no es lo que caracteriza al CNE, como tampoco la “Dama Ciega” sirve para representar la “justicia” que se imparte desde el Tribunal Supremo, desde donde han declarado inconstitucionales las leyes aprobadas en la Asamblea Nacional para hacer frente a la crisis.

Cada día que pasa vemos cómo el gobierno sigue de espaldas a la realidad del país. Este gobierno demostró que no puede solucionar los problemas que padece nuestro pueblo. En cambio los venezolanos sí vamos a demostrar, una vez más, que el pueblo organizado puede más que cualquier poder corrupto que se aferra a sus privilegios.

Los dueños de Venezuela somos los venezolanos, no la cúpula que nos gobierna. Juntos somos poderosos, unidos somos invencibles y entre todos vamos a construir este país que tanto queremos. Sigamos juntos ¡Vamos por el 20!

Basta de crisis: Es hora de progresar

Venezuela merece toda nuestra entrega y disposición para construir el país de progreso queade20 d soñamos. Por eso, desde la Asamblea Nacional, continuamos trabajando para llevar soluciones a las comunidades y para
prepararnos para que Venezuela cuente con una legislación que le
permita progresar cuando logremos el cambio político a través del Revocatorio.

La respuesta del gobierno, especialmente a través del TSJ, ante cada
actuación de la Asamblea Nacional, hace que muchos venezolanos se
pregunten de qué vale el esfuerzo legislativo que estamos haciendo. La
respuesta es que a pesar de los esfuerzos del gobierno por liquidar la
Asamblea Nacional, tenemos que seguir legislando para lo que viene,
para responder a las necesidades del pueblo venezolano. Tenemos que
contar con una legislación que facilite un cambio de modelo económico
que nos permita progresar.

En ese contexto, esta semana realizamos la consulta púbica de la Ley
Orgánica de Hacienda Pública Estadal, que promueve la
descentralización para devolverle la autonomía política y financiera a
las gobernaciones, de modo que puedan ampliar sus fuentes de
financiamiento para que no tengan que depender del gobierno central.
Le han quitado a las gobernaciones sus competencias con lo que han
perjudicado al pueblo, que ha visto deteriorada su calidad de vida.
Que la asignación de recursos a las regiones dependa del funcionario
de turno da lugar a la discrecionalidad.

Luego de 17 años de gobierno centralista llegó el momento de devolver
a los estados el rol que les corresponde. En el año 1993, estando en
el Ministerio de Transporte y Comunicaciones, firmamos con cada uno de
los estados convenios de descentralización y transferencia de
competencias de administración, conservación y mantenimiento de
carreteras puentes y autopistas.

En el 2009, como Secretaria de Gobierno en la Gobernación de Miranda
me tocó vivir el proceso de reversión de la transferencia de
competencias al poder central. ¿Y cuál ha sido el resultado? En ese
período hemos visto el proceso de deterioro de carreteras, puentes,
autopistas e incluso de la vialidad agrícola, que prácticamente
desapareció.

Como consecuencia de la reversión de competencias vivimos experiencias
terribles en la Gobernación de Miranda, catalizadas por el centralismo
politiqueros de dar recursos  a los estados cuyos gobernadores están
con el gobierno, mientras niegan los créditos adicionales a los
estados que están conducidos por gobernadores que adversan al
gobierno.

Este modelo económico que está destruyendo a nuestra Venezuela, no
cree en la creación de riqueza y en la prosperidad de los ciudadanos.
Es un modelo centralizador, que piensa que la riqueza es una torta que
se reparte y no precisamente para beneficio del pueblo sino de una
cúpula.

La propuesta de Ley de Hacienda Pública Estadal se fundamenta en que
los venezolanos somos generadores de prosperidad y estamos en
capacidad de contribuir con el progreso del sitio donde vivimos.
Creemos en un modelo de emprendimiento en la libre competencia y en un
estado que permita que todos prosperemos, esta ley promueve esa
posibilidad.

Para este gobierno los trabajadores de las gobernaciones son
trabajadores de segunda, lo que se firma para los trabajadores de la
administración central no aplica para las regiones.

Precisamente por eso es fundamental que reconozcamos el proceso de
organización y participación que se ha venido dando en las
comunidades. Tenemos que trabajar para que en el proceso de
transferencia de competencias desde el más alto nivel hasta las
comunidades, todas las instancias tengan su debida participación.

La concentración territorial ha contenido la posibilidad de que como
país sigamos adelante. Necesitamos leyes que nos permitan en un futuro
cercano una nueva estructura de poder que nos permita el país que
todos queremos.

Lo que se busca es fomentar la transparencia y eficiencia a la hora de
administrar y asignar los recursos para que la ciudadanía sepa de qué
manera las autoridades invierten el dinero público.

Con esta ley evitaremos que, tal como ocurre ahora, el gobierno
central decida que un estado no recibe recursos porque su gobernador
le adversa políticamente, como ocurre por ejemplo con Miranda, donde
en este preciso momento 37 mil trabajadores están siendo afectados
porque el gobierno luego que anuncia aumentos no transfiere los
recursos a la entidad.

Es para superar la injusticia que encierra este modelo, para dar a los
venezolanos un país de oportunidades, que seguimos, sin descanso,
trabajando por el futuro de nuestra Venezuela.

Por eso aquí no descansamos y gracias al esfuerzo, el compromiso y la
mística de millones de venezolanos, hoy estamos listos para el 20%.

Hemos vencido todas las trabas que nos ha puesto el CNE y
continuaremos exigiendo que se respeten los derechos políticos de los
venezolanos. Por esa misma semana junto a las mujeres de Miranda,
fuimos al CNE a alzar nuestra voz para exigir una fecha para el 20% y
seguiremos movilizándonos.

Este país es de todos los venezolanos, no dejemos que nos roben la
esperanza de tener un futuro mejor. ¡Ya basta de crisis, es hora de
progresar!

Estamos a un paso del Revocatorio

El dolor que sentimos por cada be20160713adebé que fallece por las malas condiciones de los hospitales o por la falta de medicinas e insumos; por cada venezolano
que está pasando hambre y por cada madre que no tiene con qué alimentar a sus hijos; por cada venezolano que muere víctima de la violencia; la tristeza que nos da cada venezolano que se va al exterior buscando las oportunidades que no tiene en su propio país… Ese dolor no lo sienten Maduro y su cúpula corrupta.

Por eso mientras ellos solo se preocupan por mantenerse en el poder, inventando parapetos con nombres estrambóticos, como la Gran Misión para el Abastecimiento Soberano y Seguro, para ver si alguien se cree que están trabajando, nosotros estamos enfocados en organizarnos para lograr el cambio a través del Revocatorio y trabajando en nuestras comunidades y desde la Asamblea Nacional con y para nuestro pueblo.

Si ellos quisieran resolver la situación en la que nos han metido deberían comenzar por reconocer la gravedad de la situación y tomar medidas orientadas a incentivar la producción en lugar de crear nuevos centros para la burocracia y de sacar nuevos decretos y medidas a través de las, para nada independientes, instituciones del estado, que cada día están más alejadas de la Constitución y del pueblo.

Este es el mejor país del mundo con el peor gobierno de todos y por eso Maduro será el primer presidente en ser revocado. Lo que no sirve se cambia y a este gobierno corrupto, nefasto e irresponsable lo vamos a cambiar con nuestros votos. Será precisamente para revocar a Maduro cuando se saquen en Venezuela 10 millones de votos y solo falta un paso para lograrlo.

Dijeron que sería imposible ganar el 6 de diciembre, que no lograríamos el 1%. Ahora, las mismas voces aseguran que no habrá Revocatorio. Pero ya quedó demostrado que no hay fuerza que pueda contra un pueblo unido y organizado. ¡Aquí seguimos, haciendo posible lo imposible!

En Miranda dimos el ejemplo de unidad, fuimos el primer estado del país en personas validadas y movilizadas. En Miranda y en toda Venezuela, como lo logramos en Nueva Esparta, seguiremos convirtiendo cada adversidad en oportunidades para cambiar y progresar. Sigamos adelante porque con organización y unidad, pacífica, democrática y electoralmente, vamos a cambiar a este gobierno que insiste en seguir destruyendo a nuestra Venezuela.

Nadie dijo que la lucha sería fácil, pero unidos seguiremos superando cada traba que nos pongan. La clave para superar el 20% es la organización. El Revocatorio es un trabajo de hormiguita, que requiere organización desde las familias, desde las comunidades. Y es que cada venezolano, con su huella y su firma, se ha convertido hoy en protagonista de esta lucha.

El Revocatorio le pertenece a los venezolanos, no a un grupito que gobierna y que se sabe perdido. El Revocatorio no depende del CNE, sino de cada uno de nosotros. Cuando un pueblo toma la decisión de salir adelante, no hay obstáculo que pueda detenerlo.

Este país tiene un gran futuro por delante. Es por nuestros niños que seguimos luchando para cambiar este presente de crisis. Ningún poder corrupto podrá quitar a los venezolanos la alegría y esperanza de tener un futuro mejor.

Para esta etapa de recolección del 20%, están habilitados absolutamente todos los electores, puede participar todo el mundo: los que firmaron, los que no y hasta los que excluyeron.

Antes del 26 de julio la sra Lucena debe anunciar la fecha de inicio de la recolección de ese 20% necesario para que se establezca la fecha definitiva de realización del Referéndum.

En cada paso dado en este camino hemos demostrado que la voluntad de nuestro pueblo es inquebrantable y es esa fuerza la que logrará que este año se realice el Revocatorio, porque quienes hoy están en el poder no pueden seguir al mando, Venezuela no aguanta más.

Para que cambien las cosas tenemos que cambiar de gobierno. Este país de problemas, de amenazas, violencia e incertidumbre, no es el que queremos.

Así que seguiremos trabajando enfocados en superar ese 20% que exige el CNE y activar definitivamente el Revocatorio que sacará a punta de votos a Nicolás Maduro y su cúpula del poder.

¡Vamos sin miedo que el futuro nos pertenece!

Vamos por el 20% para el Revocatorio

ClvduvQWYAALFyj¡Lo logramos Miranda, lo logramos Venezuela! En la jornada histórica de validación de firmas todos fuimos los héroes del cambio.

En toda Venezuela logramos validar 409.313 firmas, cuando se requerían 196.000 y en nuestro estado Miranda logramos más de 75.000 firmas validadas, cuando se requerían 20.399. A pesar de las trabas y sabotajes del CNE durante el proceso de validación de la semana pasada, superamos el 1% establecido para avanzar en el proceso del Revocatorio.

Cada día estamos más cerca de lograr el Revocatorio. Los venezolanos demostramos que no hay obstáculo que pueda con el deseo de cambio de un pueblo unido.

A pesar de la dura crisis que atraviesa el país, los venezolanos no perdemos la esperanza de tener un cambio y en los momentos más difíciles damos lo mejor de nosotros para salir adelante. Así quedó demostrado con la movilización que se vio en todo el país para poder llegar a los centros de validación, que ubicaron adrede en los sitios donde menos personas había para validar. Por ejemplo en Miranda, vimos a los habitantes de Guarenas y Guatire movilizándose a Caucagua, Higuerote, Río Chico y Cúpira, porque justamente en las localidades con más electores no colocaron máquinas.

El Revocatorio es un proceso ciudadano, democrático y pacífico a la grave crisis que está viviendo Venezuela y esa necesidad de cambio es lo que movió a cada uno de los venezolanos que acudió a validar su firma.

Este proceso le pertenece a cada venezolano que quiere cambio para nuestro país. El gobierno de Maduro acabó con la calidad de vida de los venezolanos y por eso este año lo vamos a revocar.

¿Cómo no luchar por el cambio ante la profundización que a diario vemos en los índices de inflación y ante la escasez de alimentos y medicinas? ¿Cómo no luchar por el cambio cuando se necesitan 15 salarios mínimos para adquirir la canasta alimentaria, que en el mes de mayo se ubicó en 226.462 bolívares para una familia de 5 miembros? ¿Cómo no luchar por el cambio cuando el mes pasado faltaban en los anaqueles 25 de los 58 alimentos que integran la cesta alimentaria?

Y así como el presupuesto familiar, está afectada toda la economía en nuestro país, como es el caso de las Gobernaciones y las Alcaldías. Por ejemplo en la Gobernación de Miranda el déficit presupuestario es del 100% por lo que se hacen grandes esfuerzos para continuar llevando soluciones a las comunidades.

En los momentos más difíciles los venezolanos damos lo mejor de nosotros para salir adelante y es por eso que quiero reiterar mi agradecimiento a los mirandinos y a todos los venezolanos por el esfuerzo realizado durante la validación de firmas. En nuestro estado daba gusto ver la organización y la solidaridad. Las personas incluso prestaban sus baños y esperaban en la carretera a quienes iban a validar desde otro lugar.

También quiero reconocer la labor incansable de todos los que participaron en este proceso. Me siento muy orgullosa de ser mirandina y de ser venezolana.

Aquí nadie se rinde, ya nos estamos organizando para el 20%, porque sabemos que este gobierno no quiere Revocatorio y buscará seguir retrasando porque sabe que perdió el apoyo popular. A los señores del gobierno se les olvidó que el pueblo es el que decide y sus deseos de permanecer en el poder no podrán con las ansias de cambio de los venezolanos. Los derrotamos el 6 de diciembre, ratificamos la voluntad de cambio con la recolección y validación de firmas y lo vamos a reafirmar cuando superemos el 20%.

Sigamos luchando juntos, todos los días, por hacer de Venezuela el país que todos merecemos. Ahora los mirandinos, como todo el pueblo venezolano, vamos por el 20% de las firmas para activar el Revocatorio.